martes, 26 de abril de 2011

Opinión: Alimentos transgénicos


Es complicado opinar libremente sobre decisiones que repercutirán en la seguridad alimentaria mundial en un futuro. Los posibles errores (o aciertos) que se puedan cometer estos años serán cruciales para el medio ambiente y para las sociedades futuras, pero no siempre se dispone de información certera sobre las consecuencias.


Seguramente, si hubiese más años de margen para tomar decisiones sobre los transgénicos, se despejarían muchas dudas sobre sus posibles efectos ambientales y sobre la salud. El tiempo también perfeccionará las técnicas para modificar genéticamente a los organismos sin poner en riesgo a los consumidores. Por lo tanto, el primer problema de los transgénicos, en mi opinión, es la falta de tiempo.

Pero, ¿tan escaso es el tiempo de reacción que nos queda cómo para tener que aceptar los transgénicos sin conocer totalmente sus efectos?. Ésa es una imagen que se ha querido dar para apoyar en muchos casos técnicas muy innovadoras de las que no se conocen los efectos a largo plazo. Actualmente el 99,5% de los agricultores no cultivan transgénicos. Por lo tanto, no sustentan la alimentación en el mundo. Quizás es ahora el momento de prohibir su uso, antes de que invadan masivamente el mercado, ya que entonces sería muy complicado.

No creo en la utilidad de los transgénicos que se cultivan hoy en día, basados en incorporarles un gen que les haga resistente a un insecticida. Al contrario de lo que cree mucha gente, en estos cultivos se utilizan más cantidad de pesticidas y herbicidas, ya que éstos no son perjudiciales para las plantas. Por lo tanto, lejos de ser respetuosos con el medio ambiente, incrementan la contaminación en los suelos y aguas de la zona.

Además, el mercado de transgénicos está muy monopolizado. Monsanto controla el 80% de la producción mundial de plantas modificadas (el resto del mercado recae sobre 4 empresas solamente). Todas las semillas están patentadas y en muchos casos el agricultor firma un contrato que le obliga a utilizar solamente productos de la empresa que le facilita las semillas (Monsanto a parte de semillas, produce plaguicidas, herbicidas, fertilizantes...) creando un monopolio en espiral que provoca que progresivamente vayan desplazando a la competencia del mercado. Éste es un problema muy serio, la seguridad alimentaria del planeta queda en manos de una empresa privada (ya comentamos en un artículo anterior que es de dudosa reputación) que por lo tanto persigue beneficios privados. En mi opinión, el negocio de las patentes sobre alimentos, medicamentos, u otros productos de primera necesidad es inadmisible. Hay que encontrar la forma de recompensar a los "descubridores" sin hipotecar las necesidades de las sociedades presentes y futuras (sobretodo de las más desfavorecidas y por lo tanto más vulnerables). Hay que desvincular la producción de alimentos de la especulación económica y de las ansias de beneficios de las grandes multinacionales, ya que éstas no atienden a las necesidades sociales.

Una vez eliminadas las patentes sobre los alimentos, ¿seguiría estando en contra de los transgénicos? de momento sí. Si se demostrase que son inofensivos para la salud y se encontrase la forma de que no contaminasen genéticamente al medio ambiente mi opinión cambiaría. Hay que apostar por un cultivo de transgénicos que vaya más allá del mero beneficio económico. Yo no estoy en contra de la biotecnología, pero hay que priorizar objetivos.

Los transgénicos pueden ser una solución para el futuro permitiendo, por ejemplo, el cultivo en zonas que debido al cambio climático serán demasiado áridas para el cultivo ecológico, o  introducir genes que suplan diferentes carencias alimentarias (por ejemplo se está estudiando el cultivo de una variedad de arroz que incorpora vitamina A). Pero en los lugares donde no haya impedimentos para cultivar alimentos tradicionales, habría que eliminar el cultivo de transgénicos, ya que éstos suponen un riesgo ambiental elevado.


Artículos relacionados

4 comentarios:

  1. k los del mercados asen mal en vender los productos transgenicos

    ResponderEliminar
  2. sabemos que el tema de los transgenicos no es algo nuevo, ya que se consumen dia con día. sin embargo debería ser así ... no buscar beneficio personal.... no por el dinero. esto debe ser para beneficio de todos.. pensar en hacer el bien.

    ResponderEliminar